¡ERBE aboga por el respeto!

ERBE colabora con la iniciativa “¡Respeto! – No hay lugar para el racismo“

ERBE wirbt für Respekt! La dignidad de las personas es inviolable. Este es el principio básico por el que se rige ERBE, que ahora apoya la exitosa campaña “¡Respeto! – No hay lugar para el racismo“. En la tradicional empresa alemana ERBE Elektromedizin no hay espacio para la discriminación ni para el racismo, puesto que una sana colaboración es garantía de un exitoso futuro.

Por ello, el pasado viernes, los administradores Christian O. Erbe y Reiner Thede junto con el presidente del comité de empresa Helmut Buck colocaron en la fábrica una placa en la que se puede leer “¡Respeto!“. Esta placa es una señal para los empleados y para el público. Debido a las directrices de la empresa, los administradores aceptaron de inmediato cuando el sindicato del metal y la unión federal de la industria les hablaron de la iniciativa.

“En nuestra empresa trabajan personas de 13 países diferentes", explica Christian O. Erbe. “Esta diversidad cultural está en consonancia con nuestro éxito en todo el mundo.” La iniciativa “¡Respeto! - No hay lugar para el racismo” lucha contra los prejuicios, el racismo, la homofobia y el sexismo y está respaldada por numerosas personalidades y empresas de toda Alemania.